El domingo 22 de septiembre de 2019 comenzó muy temprano, nuestra aventura. A a las cinco de la mañana nos levantamos, prisas, las maletas, las llaves de los candados, ¿alguien me ha puesto los cargadores del móvil, del ordenador, del mp3……? Muchos cacharros para ir a un lugar de naturaleza, sin cobertura, y con mucho tiempo para hablar y conocer a otros y otras jóvenes de Andalucía, y preparado para arreglar muros, dar de comer a los animales, coger hachas y martillos, preparar mantillo (que es como se llama aquí al compost), reparar ventanas, pateos….

Salimos de Tenerife Norte a las 7:25 h .A las 11:00 h de la mañana llegamos al «mini-aeropuerto» de Zaragoza (antigua base aérea militar reconvertida en aeropuerto civil).

Una vez que salimos del aeropuerto, cogimos una guagua y… camino a Biescas para almorzar y ver el pueblo. Sobre las 15:30 h, vuelta a la guagua y llegada; y, por fin, a Búbal.

Como nos presentados dos horas antes de la recepción oficial al pueblo, decidimos hacer una pequeña excursión al pueblo que tenemos enfrente: Hoz de Jaca.

Cuando regresamos del paseo -que al final fue de casi dos horas- nos encontramos con el centro sevillano que nos acompañará durante nuestra estancia en el pueblo: el IES Blas Infante. De este centro han acudido veinticinco alumnos y alumnas de 1.º de Bachillerato acompañados de dos profesores: Juan y Gustavo.

Categorías: Búbal

0 commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *